Google ha publicado una actualización de su navegador Chrome para Windows, para corregir tres vulnerabilidades que podrían llegar a permitir a un atacante evitar restricciones de seguridad ó comprometer los sistemas afectados.

Dos de los problemas residen en una corrupción de memoria, el primero en el tratamiento de HTML5 y otro al manejar las fuentes de texto. Por último, un error en Google URL (GURL) puede permitir ataques de “cross-origin bypass”.

Para evitar estos problemas, Google ha publicado la versión Chrome 4.1.249.1064. Esta actualización se instalará de forma automática en las últimas versiones del navegador, también está disponible para descarga desde este enlace.

Fuente : Hispasec

Anuncios