La privacidad es una asignatura que está pendiente en Internet y como además está presente en muchos de los dispositivos que la tecnología nos puede ofrecer, para evitar que los menores sean víctimas en la Red, debemos insistir en la “precaución” como escudo por excelencia: evitar que se muestren sin límites en Internet, que tengan en cuenta el alcance que puede tener cualquier tipo de información que sea insertada en Internet. Como precauciones generales, debemos insistir en la “educación” de todos los usuarios y muy en especial la de los menores. Por todo lo anterior aquí les sugerimos 10 consejos para que los tengan en cuenta:

1. Como Internet retiene todo rastro del tráfico generado en ella, toda la información que transporta puede ser rastreada. Utilizela con mesura.

2. Internet es un sistema de comunicación utilizado por muchas personas: debemos tener precaución y respeto por quien está al otro lado.

3. Internet se parece mucho a la vida física más de lo que creemos, enseñe a los menores a que desconfíen de lo que le haría desconfiar en la calle (por ejemplo, la mala imagen de una tienda ó la personalidad estrambótica de un desconocido).

4. Internet es fuente de información, para saber si es útil ó no y si es verdad ó no, la misma siempre debe ser verificada. En el especial caso de los menores deben pedirle consejo a un adulto de confianza antes de actuar.

5. Internet dispone de todo lo que insertamos en sus redes, debemos evitar ofrecerle demasiada información personal sobre nosotros mismos y estar conscientes de lo fácil que es perder el control sobre ella. Enseñe a los menores a no divulgar información personal y las consecuencias nefastas si  se hace.

6. Internet no es ilegal, pero puede ser el medio para la comisión de un delito, preste atención a lo que le llega a través de sus redes y desconfíe de lo que tenga un origen incierto. En el caso de los menores deben pedirle consejo a un adulto de confianza antes de actuar.

7. Internet es paralela a la vida real, no es ajena, lo que en ella pasa suele tener un reflejo directo en el ámbito personal y físico de los implicados.

8. Internet permite manejar dinero sin necesidad de tocarlo, las transacciones que Usted realice, que sean con permiso seguro del banco en que confía. Además desconfíe de los envíos de dinero que no pasan por una entidad bancaria ó una administración pública estatal.

9. Internet pone a nuestra disposición más datos de los que podemos asumir y al igual de lo que ocurre en la vida real, necesitamos filtrar aquello que nos sobra para un desarrollo personal pleno, ya sea con el sentido común ó con ayuda de dispositivos técnicos de filtrado. Hay que educar a los menores que deben pedir ayuda a un adulto de confianza para que les enseñen como actuar.

10. Hay leyes que castigan las actividades ilícitas en Internet y también hay leyes que protegen a sus usuarios de una mala utilización por otras personas, especialmente cuando se afectan sus derechos fundamentales como son: la intimidad, privacidad, secreto de las comunicaciones, datos personales, libertad de expresión, etc.). Si Usted es una víctima, denuncie.

Fuente: Asociación de Internautas

 

Anuncios