Banca virtual, banca en línea, e-banking o  genéricamente llamada  banca electrónica, es la banca a la que se puede acceder mediante Internet con una variedad de dispositivos electrónicos ( PCs, laptops, netbooks, smartphones, tablets, lectores de libros electrónicos, etc). Estas pueden ser entidades con sucursales físicas o aquellas que operan solamente por Internet o por teléfono.

¿Qué es lo que ofrece la banca electrónica?

La banca electrónica o banca por Internet ofrece un conjunto de productos y procesos que permiten, mediante procedimientos informáticos o por teléfono que el cliente pueda realizar con una entidad financiera una serie de transacciones bancarias sin necesidad de ir a una sucursal. Estos productos y servicios pueden incluir la recepción de depósitos, préstamos, manejo de cuentas, asesoría financiera, pago electrónico de facturas y el suministro de otros productos y servicios de pago electrónico, como puede ser el dinero electrónico.

¿Qué riesgos existen al utilizar la banca electronica?

Con el rápido crecimiento de la banca electrónica, también de igual manera han crecido los ataques y el más común es el phishing, una variante de este, es una nueva modalidad llamada vishing.

Las 4 formas más comunes de phishing:

  1. SMS (mensaje de texto por el celular): La recepción de un mensaje donde le solicitan sus datos personales.
  2. Llamada telefónica (Vishing): Recibe una llamada telefónica en la que el emisor suplanta a una entidad privada o pública para que el cliente facilite datos privados.
  3. Página web o ventana emergente (pop up): En ella se simula la imagen de una empresa suplantando elementos visuales que se parecen a los oficiales. La más empleada es la “imitación” de páginas web de bancos, siendo el parecido casi idéntico más no es el oficial. También se incluyen los sitios web falsos con señuelos llamativos en los cuales se ofrecen ofertas irreales.
  4. Correo electrónico: Es la modalidad más usada de phishing. Consiste en la recepción de un correo electrónico donde se simula a una empresa como remitente. Se solicitan datos por motivos de seguridad, mantenimiento de la empresa, mejorar su servicio, encuestas, confirmación de su identidad o cualquier excusa para que el usuario los facilite. El correo puede contener formularios, enlaces falsos, textos originales, imágenes oficiales, todo para que visualmente sea idéntica al sitio web original.

En caso de que algún usuario llegara a proporcionar sus datos, las consecuencias generadas podrían resultar en fraudes como: robo de dinero, compras fraudulentas, robo de identidad y clonación de tarjetas bancarias (crédito y debito).

¿Cómo puede Usted detectar un correo phishing? 

Normalmente, en un correo de phishing el estafador se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial la cual contiene nombres de remitentes que parecen auténticos y tienen logotipos copiados de la página web de la compañía legítima.

Los elementos que los identifican son los siguientes:

  • El correo tiene un tono de alarma que le exige actuar rápidamente.
  • Incluye un enlace (link) que sugiere que haga clic en él para validar o actualizar su información personal.
  • Frecuentemente presentan errores gramaticales, que no son usuales en la comunicación habitual de una institución.

 Tres cuestiones importantes para proteger sus finanzas:

  1. Nunca proporcione sus datos bancarios por llamadas que reciba en su teléfono o por correo electrónico. Todos los bancos reiteran que jamás pedirán los datos de sus clientes por estos medios. Si Usted es víctima, haga caso omiso y llame a la línea de servicio al cliente de su banco.
  2. Verifique la autenticidad de los sitios bancarios. Nunca acceda a ellos por medio de enlaces y escriba usted mismo la dirección en la barra de navegación.
  3. Evite abrir ventajas emergentes de promociones. Si suenan “demasiado buenas para ser verdad”, puede estar seguro que no lo son. Nunca proporcione sus datos en ventanas emergentes.

Fuente: Top Management

Anuncios