Muchos trabajadores que se enfermaron haciendo productos Apple aún tienen duras palabras para el co-fundador de la compañía.

Steve Jobs deja un legado intensamente complicado en China, con legiones de dedicados fanáticos de Apple. Pero también hay decenas de trabajadores agitados a través del equipo de producción de los gadgets, algunos gravemente enfermos, mientras hacían esos productos.

Mientras que la noticia del fallecimiento de Jobs llevó a muestras espontáneas de dolor en varios lugares en China, donde la clase media emergente rindió homenaje a sus innovaciones, aquellos que han trabajado en su mayoría mega-fábricas taiwaneses que fabrican los productos Apple durante años fueron más prudentes.

Steve Jobs nunca respondió a las solicitudes de asistencia de estos trabajadores y su situación fue sólo tocada de manera general el pasado año en el informe anual de Apple sobre el cumplimiento del proveedor.

Apple: Estados Unidos de Apple: ¿Es un culto?

La muerte de Steve Jobs dio duro en el blanco especialmente para Jia Jingchuan, que fue envenenado en el trabajo al mismo tiempo que hacia iPhones en una fábrica de componentes de Apple en Suzhou hace dos años. A principios de este año, luego de fallar para obtener ayuda cuando estalló su condición médica, Jia hizo un llamamiento personal a Jobs, escribiendo una larga carta al jefe de Apple pidiendo ayuda. En muchos meses después, nunca Jia ha recibido una respuesta.

El jueves, Jia dijo que no tenía ningún rencor hacia Steve Jobs, pero tenía sentimientos complicados sobre su propia terrible experiencia y los problemas de salud y muerte del co-fundador de Apple.

“Siento pena por la muerte de Jobs”, dijo Jia. “Su compañía hace productos para facilitar la vida de la gente y impulso la industria”.

“Pero mi salario era tan bajo, que no me podía permitir cualquiera de los productos de Apple,” agregó. “Teléfonos que cuestan 5.000-6.000 yuan [menos de $ 1.000] aún son un lujo para mí”.

Jia y cientos de otros trabajadores que trabajaron con el iPhone y un fabricante de componentes de pantalla táctil de Apple en Suzhou cayeron enfermos en el verano de 2009, cuando la fábrica intercambio una sustancia ilegal en el proceso de producción para disminuir el tiempo de fabricación y satisfacer la demanda creciente.

De China: Talleres de explotación del silicio: Una enfermedad en Suzhou

El químico n-hexano utilizado en la fábrica de Wintek propiedad de taiwaneses, ha causado que decenas se desmayen, enfermen y se quejen de dolores de cabeza y otros síntomas leves. Pero muchos trabajadores fueron afectados, sufren daños de nervios en las manos y los pies por la exposición a la sustancia, cuyo uso está regulado en China. Se desconoce el impacto duradero de su exposición a la toxina, y Apple repetidamente ha ignorado las peticiones para comentar la situación. Hizo mención del caso en su informe de proveedor corporativo del 2010, pero dijo que el asunto había sido resuelto.

Mientras tanto, los ex trabajadores, dicen están todavía esperando algún tipo de compensación para sus enfermedades y por palabra de lo que pueden esperar en lo que a salud se refiere en el futuro. La exposición prolongada a él n-hexano es conocida por causar problemas con la fertilidad y otras cuestiones.

A pesar de que Jobs nunca contacto con ellos o les ofreció ayuda, con Jobs ido, varios ex-trabajadores dijeron que se sienten aun más inciertos sobre a quien acudir.

Guo Ruiqiang es otro ex-trabajador de Wintek Suzhou que afirma que cayó enfermo haciendo iPhones. Ahora solo le queda volver a la granja familiar, pues tiene problemas para encontrar un buen trabajo y la incertidumbre sobre su futuro.

“Me importa más sobre mi salud, que Jobs haya fallecido”, dijo Guo. “Con Jobs muerto, me siento más perdido que antes. Realmente no sé qué hacer”.

La Students and Scholars Against Corporate Misbehavoir (Estudios Académicos Contra la Mala Conducta Corporativa) basada en Hong Kong  hizo un hábito regular de exponer los abusos laborales relacionados con Apple en China, todavía tiene duras palabras para la empresa a raíz de la muerte de Job.

“En la tenencia de Steve Jobs, el creciente número de violaciones de los  derechos laborales de sus proveedores en China, incluidos los casos de envenamiento en Wintek que causó el daño en los nervios de 137 trabajadores, la explosión en Foxconn en el que murieron 3 trabajadores y heridas a otros 15,” dijo el grupo en un comunicado.

Además de los trabajadores enfermos y la bien publicitada oleada de suicidios en Foxconn, otro fabricante de componentes de Apple en Shenzhen y las mortales explosiones en la fábrica del proveedor de iPad en Chengdu, Apple enfrenta críticas recientes en China por sus antecedentes con el medio ambiente. Varios grupos ambientalistas tomaron la empresa para hacer la tarea de un importante informe para trabajar con compañías conocidas que han creado problemas de contaminación importante en varias partes diferentes del país.

Y aún así, los usuarios de productos de Apple en China reaccionaron como los consumidores en los Estados Unidos, con encendidas alabanzas y elogios. El ex-trabajador enfermo Jia entiende.

“Anteriormente me sentí realmente maravillado trabajar para Apple, que prometía ser verde y socialmente responsable”, dijo Jia. Y agrego “Pero sólo están para el lado brillante. No muestran respeto por los obreros. No hay disculpa y ninguna responsabilidad para con nosotros”.

El continuó: “me siento más incierto ahora que Jobs está muerto. Tuve algo de esperanza, pero soy demasiado insignificante en comparación con Apple Computer, Inc.”

Traducción: Velcro

Fuente: globalpost.com

Anuncios