A través de la red social Facebook grupos de hackers distribuyen anuncios en los que ofrecen a los usuarios una buena cantidad de dinero por el simple hecho de cobrar cheques y depositar el efectivo en distintas cuentas bancarias.

En la red social Facebook parece un proceso legal lavar dinero y unirse a grupos de ciberdelincuencia organizada ya que esta red social se ha vuelto un punto de encuentro entre los usuarios y los cibercriminales.

Según b:Secure con una investigación realizada por ellos, dichos ofrecimientos económicos coinciden con el clásico reclutamiento de mulas para lavar dinero ilícito.

El miembro del equipo de investigación y análisis globales de Kaspersky, Dmitry Bestúzhev, aseguró en entrevista con b:Secure que dichos anuncios son utilizados por grupos de cibercriminales para atraer y ampliar el número de trabajadores a su servicio.

Según explica el investigador, el anzuelo para atrapar y reclutar usuarios consiste en ofrecerles hasta $500 dólares por hora de trabajo, Bestúzhev denuncio que sin embargo, lo que desconocen los internautas es que el dinero que cobran y depositan como parte de su “nuevo empleo” fue obtenido de manera ilícita a través de redes botnet.

El investigador asegura que al ser tan tentadora la oferta, este hecho lo convierte en un método de reclutamiento exitoso para los cibercriminales. Cuando los usuarios hacen clic sobre el anuncio son dirigidos a un sitio web creado por los mismos hackers, este sitio contiene testimonios e historias de éxito.

El miembro del equipo de investigación de Kaspersky explica que debido a el aspecto realista del portal y los testimonios generan confianza entre los internautas, los cuales son factores que los llevan a continuar con el siguiente paso: la inscripción.

Bestúzhev explica que para poder inscribirse y recibir la herramienta que les permitirá “ganar dinero de manera fácil y sencilla” es necesario que los interesados brinden un número de una tarjeta de crédito y una donación en efectivo. Tras brindar su número de tarjeta los internautas van a recibir un contrato en el que se comprometen a cobrar diariamente cierto número de cheques y depositarlo en las cuentas señaladas en el mismo documento. De esta forma, los internautas se convierten en mulas para el lavado de dinero y pasan automáticamente a formar parte de las bandas de cibercriminales internacionales.

Bestúzhev se lamenta diciendo que: aunque efectivamente los usuarios  reciben el dinero prometido en el contrato, el negocio no resulta beneficioso para ellos ya que las mulas son el eslabón más débil de la cadena del cibercrimen y resultan ser los únicos detenidos por las autoridades.

Es bueno recordar que la cadena del crimen en línea está conformada por: diseñadores de malware, criminales cibernéticos, mulas de lavado de dinero, revendedores e intermediadores.

¿Dinero fácil, negocio fácil?

Dmitry Bestúzhev el cual es el responsable de la investigación de Kaspersky en América Latina explica que una vez que el cibercriminal obtiene dinero de forma ilícita a través de una red botnet no puede acceder al efectivo robado, ya que podría ser descubierto fácilmente. Bestúzhev señala que por esta razón el pago a las mulas de lavado de dinero es tan bien remunerado no sólo porque los ciberdelincuentes se arriesgan a ser atrapados, sino porque sin este eslabón no podrían obtener las ganancias de sus fraudes.

Dicho problema para hacerse con el efectivo obliga a los criminales a contratar mulas que lo retiren y lo depositen en cuentas a nombre del delincuente. El trabajo de las mulas es sacar dinero ilícito a través de un cheque, depositarlo en una cuenta y quedarse con un porcentaje del retiro, este porcentaje fue estipulado previamente en su contrato. Destaca Bestúzhev que las mulas deben vivir forzosamente en países donde la legislación e incapacidad policiaca evite la investigación sobre la procedencia del capital,.

El investigador Bestúzhev concluyo al señalar que detener o desactivar este tipo de bandas criminales es prácticamente imposible para las firmas de seguridad y las autoridades competentes, debido a que los criminales están distribuidos en distintas naciones donde en algunas de ellas no existe regulación sobre este tema.

Fuente: Segu Info News

Anuncios