Microsoft lanzó el muy esperado sistema operativo Windows 8 la semana pasada, y los medios de comunicación han estado revoloteando alrededor de su sistema basado en pantalla táctil y nuevas características.

Aunque Windows 8 es una mejora respecto a su predecesor, el nuevo sistema operativo todavía contiene vulnerabilidades. Algunas están bien documentadas, mientras que otras aún no se han encontrado. Para una completa seguridad y tranquilidad de los clientes, debajo se le documentan las 8 cosas sobre Windows 8 que usted debe saber para asegurarse de que está protegido.

1. Los estafadores aprovechan la emoción de Windows 8

No hay una cosa más buena como un almuerzo gratis. Si usted está pensando comprar Windows 8, no caiga en estafas que ofrecen versiones gratuitas o descuentos grandes. Los estafadores históricamente explotan noticias para los consumidores para encontrar a las víctimas en línea, y Windows 8 no es una excepción.

Puede ser tentador hacer clic en ese enlace que ofrece una copia gratuita del sistema operativo, pero siempre recuerde que puede haber virus u otros códigos maliciosos en espera en el otro lado. Los mismos sitios también podrían ser fraudulentos, buscando robar información personal como su número de tarjeta de crédito.

2. Arranque seguro es una mejora con límitaciones

La característica del nuevo arranque seguro de Windows 8 sólo permite que las aplicaciones pre-aprobadas carguen durante el inicio. Esto significa que las únicas aplicaciones que cargan son las que usted ha autorizado.

Sin embargo, Secure Boot tiene sus limitaciones. En esencia, bloquea los equipos para evitar que los usuarios ejecuten sistemas no-Windows, software de código abierto (como los programas libres), o aplicaciones no creadas por Microsoft o de terceras partes validadas.

3. Ejecuta aplicaciones que no son de Microsoft? Usted está en riesgo.

Hoy una de las más populares acciones de los hackers es apuntar a las aplicaciones que se ejecutan en múltiples dispositivos, como Adobe Acrobat Reader o Java. Esto tiene sentido, porque si alguien va a escribir malware, entonces ¿por qué no sacar el máximo retorno de la inversión para hacer que se ejecute en PCs, Macs, teléfonos inteligentes y las tabletas.

4. Peligrosas advertencias de descarga no prometen protección

SmartScreen funciona para todos los navegadores en Windows 8, comprobando automáticamente las descargas desde Internet para ver si el archivo o programa es conocido por ser malicioso. Parte de este control incluye el historial de descargas, así como la popularidad y la reputación del archivo. Si la descarga recibe una calificación baja, SmartScreen ofrece un mensaje de advertencia a los usuarios.

Mientras que la función es de gran ayuda, el hecho de que esté disponible no significa que los usuarios presten atención a su advertencia. SmartScreen se vuelve ineficaz si el usuario decide anular el sistema y descargar el archivo sospechoso de todos modos. También es importante tener en cuenta que SmartScreen sólo se aplica a la reputación del archivo o página web. No se extiende a las particulares estafas de phishing en redes sociales como Facebook. Esto es crucial que se entienda, pues McAfee ha visto un aumento dramático en los piratas informáticos que utilizan las redes sociales para difundir materiales nocivos.

5. Contraseña basada en imagen, es divertido, pero es segura?

Una de las muchas características basadas en el tacto, es la contraseña por imagen, esta es una nueva opción de seguridad para el inicio de sesión donde los usuarios eligen una imagen y una secuencia de tres-gesto como “contraseña”.

Aunque divertido y fácil de recordar, alguien mirando sobre su hombro podría iniciar sesión en el sistema.

6. Para seguridad Windows App Store

Con todas las aplicaciones por ahí hoy en día, puede ser difícil saber cuáles son seguras de usar. Los hackers saben lo que Microsoft busca en las aplicaciones para Windows App Store y no pasará mucho tiempo antes de que se eludan los controles con código malicioso u otras formas de utilizar esas aplicaciones para estafar a los usuarios.

7. Seguridad con Internet Explorer 10

Internet Explorer 10 es el navegador más seguro de Microsoft. Sin embargo, si usted es como la mayoría de las personas y prefiere un navegador alternativo como Google Chrome o Mozilla Firefox, Usted está de suerte. MS no extiende las capacidades de seguridad a aquellos navegadores.

Además, no importa qué tan seguro sea, un rango de 10, siempre habrá vulnerabilidades y parches que Microsoft tendrá que abordar.

8. Windows 8 sigue estando en el punto de mira de los creadores de Malware

Incluso con todos los avances en seguridad que Microsoft hizo en Windows 8, todavía son – en gran medida – la compañía más atacada por los creadores de malware. La razón de esto es simple: Ellos tienen la mayoría de los sistemas que existen, y los hackers siempre tratan de explotar a los vendedores más afortunados para tratar de tener la mayor parte de los dispositivos de computación que utilizan su sistema operativo. Como una palabra de precaución, Android está experimentando esto hoy también.

Con Windows 8, Microsoft requiere que cada sistema tenga un software antivirus instalado y en funcionamiento. Se aplaude ese requisito, pero lo importante es que usted elija un proveedor de seguridad con una trayectoria comprobada de protección altamente eficaz contra las amenazas en evolución, y cuyo software ofrezca más allá de los atributos de seguridad básica de protección antivirus.

Ya sea que usted está considerando una actualización, la investigación de sus opciones, o ya están utilizando Windows 8 – recuerde que incluso con las mejoras de seguridad, sigue siendo esencial contar con una solución de seguridad fiable para proteger el legado de las aplicaciones.

Las soluciones de seguridad de McAfee son compatibles con todas las versiones de Windows (incluyendo Windows 8) y con su amplia gama de productos, seguro que encuentra uno para sus necesidades. Como es lógico el usuario es el que al final decide que productos de seguridad informática va a utilizar.

Traducción: Velcro

Fuente: McAfee Consumer Blog