En la red social Facebook cada día son más habituales que los usuarios, empresas y hasta gobiernos sean víctimas de estafas. En Facebook, cientos de páginas falsas, engañan a los usuarios y varias marcas de renombre ya se vieron afectadas. Según los expertos, todo esto es propiciado, porque aun teniendo ingresos multimillonarios, la conocida red social no asigna recursos necesarios para resolver esta problemática recurrente.

Dentro de la red social Facebook, el engaño es tan simple como efectivo. Usuarios particulares con mala intención, crean dentro de la red social páginas, en las que se muestran como una marca reconocida y en la mismas ofrecen premios a quienes los sigan e interactúen.

Por solo citar un ejemplo, está el caso de una página llamada Qantas HolIidays -que simulaban ser Qantas Holidays– donde ofrecían diez pasajes aéreos en primera clase con la aerolínea australiana Qantas a cualquier destino del mundo. El anzuelo virtual tuvo el efecto deseado: en una transmisión en directo donde sólo mostraban una imagen estática de los supuestos boletos, más de 3.300 personas por minuto participaron en la promoción engañosa.

Ante este engaño, durante horas, la aerolínea australiana, intentó sin éxito que Facebook removiera la publicación y cerrara esta página falsa que, es un fraude comercial, por utilizar la marca Qantas y su logo sin autorización. Decenas de usuarios de la red social, que observaron la farsa alertaron vía Twitter a la compañía aérea, y esta no pudo más que expresar su frustración porque la red que lidera Mark Zuckerberg no removía el contenido.

La red social Facebook hizo la intervención muy tarde: lo vino a hacer cuando miles de sus usuarios ya habían sido engañados con una promoción inexistente. Además, con el consiguiente regalo de la red social en el tiempo que esta necesita que pasen en su plataforma para poder ofrecerles más publicidad. Paradójicamente, muchas veces son anuncios de las propias compañías que se ven afectadas por los engaños, lo que se ha vuelto cada vez más frecuente en ese espacio web.

El analista tecnológico en Wall Street, Jeffrey Winston, explica lo siguiente; “Si Facebook no muestra interés serio en detener las transmisiones de suicidios en vivo a través de su plataforma, ni tampoco en terminar con las noticias falsas que se expanden en su red, menos van a dedicar recursos a atender asuntos como este, salvo que eso impacte en sus ganancias”.

Fuente:Segu-Info

Anuncios