Los sistemas operativos Windows en PCs (Desktop, Laptops, Tablets, etc), son los más utilizado en todo el mundo, como consecuencia de esto, por eso es la razón de ser uno de los sistemas operativos más atacados por los piratas informáticos.

Microsoft el segundo martes de cada mes debe actualizar sus sistemas operativos (Windows 7, 8.1 y 10) con el fin de hacerlos cada vez más seguros y corregir todos los fallos y todas las vulnerabilidades conocidas que puedan estar poniendo en peligro a los usuarios de los mismos, incluso hay ocasiones que ante una grave vulnerabilidad Microsoft ha lanzado actualizaciones fuera de la fecha de los parches mensuales.

Hay situaciones en las que se da a conocer una vulnerabilidad o varias y como es lógico para las mismas no existe un parche, de manera que los usuarios están expuestos a estas hasta que Microsoft lance la actualización que las corrija. Sin embargo, a pesar del peligro que representan estas vulnerabilidades, los usuarios de los sistemas operativos Windows, pueden protegerse de una manera más efectiva con la sencilla configuración que les vamos a enseñar en este artículo.

La mayoría de los usuarios que usan sistemas operativos Windows, son usuarios únicos en una computadora, y lo más probable es que tengan solamente una cuenta de usuario y la misma es una cuenta con permisos de Administrador de manera que esta tiene acceso completo a todo el equipo.

La cuenta con permisos de administrador de Windows les permite a los usuarios de las mismas realizar ciertas tareas que requieren acceso a las partes más críticas del sistema como son ejecutar aplicaciones, instalar programas y realizar configuraciones.

Los exploits, o aplicaciones específicas, para explotar la mayoría de las vulnerabilidades necesitan tener acceso a ciertas partes restringidas del sistema operativo, de esta forma si el usuario no tiene dichos permisos, el exploit o aplicación no puede ejecutarse.

El 94% de las vulnerabilidades en los sistemas operativos Windows que han sido descubiertas en el transcurso del año 2016, requerían de estos permisos, por lo que, si en la computadora de un usuario el mismo tenía una cuenta de usuario estándar, estaría protegidos ante las mismas.

Un ejemplo de la importancia de no utilizar para el uso diario una cuenta con permisos de administrador de Windows es el caso de una aplicación específica, como es Internet Explorer, en el cual el 100% de las vulnerabilidades para ser explotadas requerían tener permisos de administrador, por lo que, si el usuario usaba una cuenta estándar su sistema no estaba en peligro.

Cuando los sistemas operativos Windows se instalan por primera vez, la cuenta por defecto es una cuenta con permisos de administrador de Windows. Por esta razón es por la que la mayoría de los usuarios de estos sistemas operativos utilizan una cuenta con permisos de administrador de Windows, y una de las mejores cosas que pueden hacer los usuarios es crear una cuenta estándar para las tareas normales del uso diario.

Para aumentar la seguridad de la cuenta que tiene los permisos de Administrador de Windows, la misma debe ser protegida con una contraseña. Recuerde que los sistemas operativos Windows necesitan de una cuenta como Administrador, así que lo más recomendable es crear una cuenta estándar para las tareas cotidianas.

Para crear una cuenta nueva o limitar los permisos de cualquier otra cuenta el usuario del equipo necesita acceder al Panel de Control (Control Panel) que es lugar donde debe ingresar para realizar los cambios. En el sistema operativo Windows 10 Creators Update, Microsoft decidió quitar el acceso directo al Panel de Control por lo que para acceder al mismo tenemos tres opciones:

  • La primera es desde la ventana Ejecutar (Run) de Windows 10. Para ello, haga clic derecho sobre el Menú Inicio y entre las opciones que se despliegan haga clic izquierdo en Ejecutar (Run), después en la ventana de Ejecutar (Run), escriba en la caja de texto, escriba Panel de Control (Control Panel) y a continuación clic izquierdo en Aceptar (OK) ó Enter mostrándole a continuación la ventana del Panel de Control (Control Panel).
  • La segunda es presionar las teclas Win + R, para que se abra la ventana de Ejecutar (Run), escriba en la caja de texto, escriba Panel de Control (Control Panel) y a continuación clic izquierdo en Aceptar (OK) ó Enter mostrándole a continuación la ventana del Panel de Control (Control Panel).
  • La tercera opción es escribir Panel de Control (Control Panel) en la caja de búsqueda de Cortana y el asistente entre los resultados de la búsqueda le mostrará un acceso directo a la aplicación de escritorio del Panel de Control (Control Panel) en Windows 10. Además, si desea crear un acceso directo al Panel de Control al hacer clic derecho sobre el enlace tendrá la opción de crear un acceso directo del Panel de Control a la Barra de Tareas (Taskbar) o al Menú Inicio (Star).

En el Panel de Control (Control Panel) de cualquiera de los sistemas operativos Windows actualmente soportados por Microsoft (Windows 7, 8.1 y 10), debe buscar lo siguiente:

  • Cuentas de Usuario (User Accounts)
  • En la cuenta del usuario buscar la opción Cambia tu tipo de cuenta (Change your account type) y haga clic izquierdo en esa opción.
  • En la ventana de Cambia tu tipo de cuenta (Change your account type), va a encontrar dos opciones de cuentas: Estándar (Standard) y Administrador (Administrator), marque la opción deseada después haga clic izquierdo sobre el botón de Cambiar el tipo de cuenta (Change Account Type)
  • Después de este último paso va a tener la cuenta si el cambio es de Administrador a Estándar en esta última opción ó viceversa.

De esta manera en el caso de un solo usuario de una PC con sistema operativo Windows tendrá dos cuentas la de Administrador y la Estándar (a la que puede ponerle el nombre que desee) Así, siempre utilizara una cuenta con los permisos limitados, y en caso de tener que realizar alguna tarea que requiera de los permisos avanzados, como, por ejemplo, instalar un determinado programa, simplemente va a ejecutar la aplicación con dichos permisos, desde el propio usuario estándar, y de esta forma tendrá el sistema operativo más protegido a las amenazas de los hackers y malware.

Se recomienda a los usuarios que deben tener cuidado con las aplicaciones que habilitan ya que, si ejecuta un exploit con los permisos de Administrador, aunque su cuenta sea estándar, de poco le servirá pues el exploit se ejecutara y lo más probable es que el malware infecte la computadora.

Puede parecerle engorroso y molesto al usuario, si este necesita ejecutar frecuentemente programas con permisos de Administrador de estar introduciendo la contraseña de la cuenta del mismo para que los mismos se ejecuten correctamente, pero debe considerar esta circunstancia como algo necesario para protegerse de la mayoría de las vulnerabilidades de Windows y otros programas que tenga instalados en su equipo.

 

Anuncios