Inicio

Contraseñas fuertes

Actualmente, las contraseñas son la puerta de acceso a la mayoría de los sistemas informáticos: el sistema operativo, el correo electrónico, la banca online, los chat, los foros, los blogs y las redes sociales están generalmente protegidos por un usuario y contraseña.

Es recomendable mantener una forma correcta de utilización de las contraseñas, para mitigar cualquier tipo de amenaza, además del malware que quiera sacar provecho de este tipo de vulnerabilidades. Por todo eso, es importante utilizar siempre contraseñas fuertes, que cumplan ciertos requisitos de complejidad

Una contraseña es considerada fuerte cuando:

  • Tiene más de 8 caracteres (preferiblemente,  10 o más).
  • Posea al menos dos tipos de los siguientes caracteres (se recomiendan 3):
    • letras en minúsculas (de la a a la z)
    • letras en mayúsculas (de la A a la Z)
    • números (del 0 al 9)
    • caracteres especiales (por ejemplo ? : ; . , ! – $ # * % &)

Para mencionar algunos ejemplos de contraseñas, se puede decir que:

  • pepe”, “contraseña” o “123456” son contraseñas débiles.
  • Pepe4Entr%”, “Contr*z8na” o “P?Sunog:” son contraseñas fuertes.
  • Zp3k?xj9-”, “7AoEKzqD” o “M@%nt37bx” también son contraseñas fuertes.

La utilización de contraseñas fuertes tienen una dificultad básica para los usuarios: son más complejas de recordar que las simples. Para resolver este inconveniente, existen dos alternativas:

  • Utilizar contraseñas fuertes y recordables. En este caso, la dificultad para recordarlas es moderada con respecto a una contraseña débil, especialmente si al elegirlas el usuario es ingenioso.
  • En el caso que deba utilizar contraseñas no recordables, tiene dos opciones usar una pequeña libreta donde almacenar sus contraseñas y que tendrá siempre a mano y la otra opción es que existen aplicaciones para almacenarlas de forma cifrada en su computadora, pudiendo el usuario definir para esta aplicación una contraseña maestra fuerte y recordable que le permita visualizar todas las contraseñas que tenga almacenadas.

Recuerde no tener almacenadas sus contraseñas sin cifrar en su computadora pues cualquiera que tenga acceso en su equipo las puede utilizar (ya sea físicamente o remotamente). Como usted puede observar, la utilización de contraseñas fuertes no es una tarea compleja para los usuarios y de esta forma, con medidas básicas y sencillas, pueden prevenir una gran cantidad de problemas y minimizar considerablemente un vector de ataque que hoy en día es muy utilizado.

A %d blogueros les gusta esto: