Inicio

Como acelerar el arranque del sistema operativo Windows 10


Si usted usa el sistema operativo Windows 10 desde hace tiempo, de seguro lo más probable le sean familiares los inicios lentos del sistema con el paso del tiempo. Se pensaba que con Windows 10 esto sería diferente. Pero lo cierto es que al igual que sus predecesores, también es susceptible a ponerse lento. El asunto se puede complicar más si el usuario ha instalado el sistema en una PC un poco antigua, ya que los inicios lentos serán cada día más frecuentes y hasta desesperantes. Lo bueno es que siempre se pueden hacer ajustes para atenuar este tipo de dificultades. No tiene porque frustrarse. A continuación, le daremos algunas recomendaciones para que pueda acelerar el inicio de su equipo con el sistema operativo Windows 10.

En muchos sitios web probablemente se recomienden estos mismos procedimientos y entre las recomendaciones se incluyen si el usuario en su equipo tiene un Disco Duro convencional cambiarlo por un SSD.

La aplicación de estas recomendaciones son para aquellos usuarios que tienen conocimiento de lo que están haciendo y es a su propio riesgo, pues no tenemos ninguna responsabilidad por lo que pueda suceder a sus equipos. Es preferible que antes de hacer todos los cambios hagan un punto de restauración del sistema y suerte con los mismos.

Las recomendaciones que daremos aquí no incluyen ningún cambio de hardware y muchos sitios obvian una recomendación que influye mucho en el tiempo de arranque de un equipo y que por experiencia propia después de haber aplicado todas estas recomendaciones con el uso del equipo el mismo volvía a los inicios lentos y casi interminables.

Al final encontraran la última recomendación de un ajuste que como había dicho obvian muchos sitios web y que de hecho les puede significar a los usuarios que la apliquen un arranque rapido de su equipo que seguramente les gustara.

Como activar el Inicio rápido de Windows 10

Windows 10 tiene una opción de inicio rápido, donde se cambian la ubicación de las configuraciones y archivos necesarios en el arranque, y de esta manera permitir un acceso rápido a esos archivos y por consiguiente un arranque más rápido.

Esta opción generalmente se encuentra habilitada por defecto, pero es posible que en ciertas circunstancias sea necesario que el usuario active el inicio rápido.

Para hacerlo diríjase al botón Start (Inicio) y en el campo de búsqueda escriba la frase Control Panel (Panel de Control).

A continuación, en el resultado de la búsqueda haga clic izquierdo sobre Control Panel. Una vez en la ventana de Control Panel haga clic sobre Hardware and Sound (Hardware y Sonido).

En la siguiente ventana haga clic en Change what the power buttons do (Cambiar las acciones de los botones de inicio/apagado).

En la siguiente pantalla tenemos que hacer clic en Choose what the power button does (Elija lo que hace el botón de encendido).

En la pantalla siguiente haga clic en Change settings that are currently unavailable (Cambiar configuraciones que actualmente no están disponibles) para poder marcar la opción de Turn on fast startup (Activar inicio rápido).

Después en esa misma ventana como se le muestra a continuación ya le dará la opción de marcar la casilla delante de Turn on fast startup (recommended), para salvar los cambios  haga clic en el botón Save changes al fondo de la ventana, cierre la misma y reinicie sus sistema operativo.

Como reducir el tiempo de espera en el arranque.

Cuando el usuario inicia su equipo este permanece en la primera pantalla un lapso de tiempo, el cual por defecto es de 30 segundos, pero si reducimos este tiempo, el inicio de Windows comenzará antes.

Para reducir el tiempo de espera hacemos clic en botón Start (Inicio), escribimos en el campo de búsqueda msconfig y en el resultado buscamos System Configuration (Configuración del Sistema) o hacemos clic derecho en el para ejecutarlo como Run as administrator (Ejecutar como administrador) o hacemos clic izquierdo en la parte derecha de la ventana en Run as administrator.

En la siguiente ventana hacemos clic en la pestaña Boot (Arranque), establecemos el tiempo de espera, lo mínimo son 3 segundos, y a continuación hacemos clic en botón Apply (Aplicar).

A continuación les mostrará una ventana donde les indican que tiene que reiniciar, tiene la opción de hacerlo inmediatamente o más tarde.

Ajustar las opciones del rendimiento del equipo

La configuración de la apariencia de Windows 10 por defecto es otro parámetro a gestionar, especialmente en equipos con bajo nivel de hardware. Vaya al Control Panel > System > Avanced system settings > Avanced > Perfomance > Settings (Panel de control> Sistema > Configuración avanzada del sistema> Opciones avanzadas> Rendimiento> Configuración). En la ventana que se abre seleccione  Adjust for best perfomance (Ajuste para obtener el mejor rendimiento) y de esta forma el equipo puede ahorrar CPU y RAM.

Optimice el uso de la CPU y de la RAM

Desde el mismo inicio del sistema, hay aplicaciones que acaparan uso del procesador (o procesadores) y de la memoria RAM ralentizando el arranque. La gestión de algunas de ellas es un poco complicada porque se trata de servicios del mismo sistema y hay que estar claro que son servicios esenciales del sistema, los cuales no conviene deshabilitar, pero bien hay otros que son más sencillos de entender y evitar.

Un ejemplo de uno de ellos es OneDrive, el servicio de almacenamiento en la nube de Microsoft, el cual por defecto esta activo en Windows 10 y que para muchos usuarios puede ser que les venga bien, pero hay usuarios que no lo utilizan pues dependen de otros servicios como Dropbox o Google Drive.

Para deshabilitar este tipo de servicios lo que se recomienda es hacerlo mediante el Local Group Policy Editor (Editor de las Directivas de Grupo Local (gpedit.msc)), pero generalmente la versión de Windows 10 que más abunda es la Home y la misma no cuenta con este editor de directivas de grupo local por lo tanto hay que recurrir a aplicaciones de terceros como WhatInStartup de NirSoft (aquí tienen el análisis de VirusTotal), o la más especializada Autoruns la cual es una herramienta gratuita de Sysinternals de Microsoft.

Ahora bien, aquellas versiones de Windows 10 (Professional y Enterprise), que cuenta con el Editor de Directivas de Grupo Local para iniciar el mismo deben pulsar la tecla Windows + R en la ventana de Run (ejecutar), escriba gpedit.msc y pulse Enter. Una vez ya en la ventana del Editor de Directivas de Grupo Local puede acceder en Computer Configuration > Administrative Templates (Configuración del equipo> Plantillas Administrativas), ahí el usuario tiene un montón de opciones que puede configurar, por ejemplo, impedir el uso de OneDrive. Es una herramienta muy potente, pero se recomienda que tiene que tener la precaución de saber lo que deshabilita, si el usuario con esta herramienta sabe lo que hace, puede dejar el sistema de acuerdo a sus necesidades.

Actualice los drivers de la tarjeta gráfica de su equipo

Les ha sucedido a varios usuarios que los retrasos en el arranque del sistema operativo son a consecuencia de los drivers de la tarjeta gráfica desactualizados (ya sean los de la integrada en la motherboard o la dedicada) Si ha notado un retraso en el tiempo de arranque, puede ser por este problema y puede solucionarlo fácilmente actualizando los drivers de la gráfica.

Para actualizar los drivers de su tarjeta gráfica solo tiene que hacer clic derecho en el icono del botón Start (Inicio) y en el menú que se despliega seleccione “Device manager” (Administrador de Dispositivos). Busque “Display adapters” (Adaptadores de pantalla) y haga clic en el indicador a la izquierda del mismo y después seleccione su tarjeta gráfica, a continuación, haga clic derecho sobre ella y seleccione “Properties” (Propiedades) en la ventana que se abre seleccione la pestaña de Driver (Controlador) y después clic en el botón de “Update Driver” (Actualizar software de controlador), siguiendo las indicaciones del sistema para actualizar el controlador.

Deshabilitar programas en el arranque

A medida que los usuarios de los sistemas operativos Windows van instalando programas algunos de ellos se inician en segundo plano al momento de encender nuestro equipo, lo cual afecta el tiempo de arranque especialmente en cualquier equipo y mucho más con especificaciones de hardware bajas.

Para deshabilitar el inicio en segundo plano de estos programas hay que dirigirse al Task Manager (Administrador de Tareas), hacemos clic derecho sobre la barra de tareas y después en el Task Manager.

En la ventana del Task Manager (Administrador de Tarea), veremos el Status (Estado), de los programas que arrancan en el Startup (Inicio del sistema). Como se muestra en la pantalla siguiente veremos los que están Enabled (Habilitados) y los que están Disabled (Deshabilitados).

Ahora para deshabilitar los que no queremos que arranquen con el Inicio del sistema operativo, hacemos clic izquierdo en el programa para marcarlo y después clic en el botón Disable (Deshabilitar).

No se recomienda deshabilitar programas como antivirus o programas relacionados con componentes del equipo.

Deshabilitar las aplicaciones en Background (segundo plano)

Las aplicaciones en Background (segundo plano) es otro de los parámetros a revisar porque en la mayoría de ocasiones las mismas realizan una carga innecesaria al sistema, lo que afecta al arranque y al rendimiento en general.

Windows 10 tiene una enorme cantidad de aplicaciones propias del sistema y las cuales por defecto están trabajando en segundo plano. Para acceder a deshabilitarlas haga clic en el botón Start (Inicio) después en Stettings > Pricacy > Background apps (Inicio > Configuración > Privacidad > Aplicaciones en segundo plano) y desactívelas todas o las que estime conveniente. Por ejemplo, puede dejar activada Windows security que tiene que ver con la seguridad del sistema, las demás puede desactivar las que desee. Podra acceder a las aplicaciones cuando lo necesite, pero sin la carga que representan en el arranque del sistema y en su posterior desempeño.

Desactivar las notificaciones

Otro de los procesos del sistema operativo que deben gestionarse son los “consejos de Windows” a los usuarios con los que les obsequia Microsoft. De hecho, a los usuarios les puede parecer este proceso inofensivo, pero el mismo analiza el equipo con la consiguiente carga de CPU y RAM afectando el rendimiento. El usuario puede desactivarlo fácilmente haciendo clic en el botón Start (Inicio) después en Stettings > System > Notifications & actions (Inicio > Configuración > Sistema > Notificaciones y acciones).

Elimine el software preinstalado

Con el sistema operativo Windows 10 viene una cantidad de software preinstalado el cual es conocido como Bloataware el cual ocupa espacio en el Disco Duro y también el software instalado por los propios usuarios los cuales generalmente se cargan en el inicio del sistema operativo y además se actualizan en segundo plano, por lo tanto, es recomendable eliminar aquellos que no utilice.

Para desinstalar este software los usuarios pueden usar la propia herramienta de Microsoft, pero lo más recomendable es utilizar una herramienta de terceros que analice la instalación de este software para evitar dejar restos de componentes del mismo en el Disco Duro y claves inútiles del mismo en el registro de Windows, para ello las herramientas más recomendadas son Revo Uninstaller o IObit Uninstaller Free.

El último ajuste

Por experiencia propia después de haber realizado todos los ajustes anteriores recomendados el arranque de mi equipo con Windows 10 Home Edition versión 1809 recién instalado después de varios días se volvía lento, hasta desesperante quedándose en una pantalla negra con el circulo de cargando el sistema por varios minutos.

No me explicaba porque este comportamiento con un equipo con un procesador AMD de tres núcleos y 12 GB de RAM hasta que buscando en foros de internet (en inglés) una simple pregunta a un usuario que se quejaba de que su sistema operativo arrancaba lento después de haber hecho el ajuste de arranque rápido y otros ajustes, otro usuario le pregunto si tenía activado al asistente digital Cortana, respondiendo que si lo tenía activado, de hecho no había más respuestas ni solución al problema del arranque lento. Por esta razón, aunque tenía ya una solución para deshabilitar a Cortana, busque en internet si había algo nuevo sobre esto y encontré una nueva en PCWorld.

Al aplicar la última recomendación de deshabilitar a Cortana el tiempo de inicio del equipo en un arranque normal (sin configurar actualizaciones), desde que se oprime el botón de encendido a que muestre la pantalla de desbloqueo de la última cuenta que se usó (en el caso de tener varias cuentas), está por alrededor de 25 segundos y el arranque completo después de introducir rápidamente la contraseña de la cuenta, el sistema está disponible para utilizar en 55 segundos. Un tiempo de arranque impresionante cuando anteriormente los tiempos de arranque medidos por la herramienta de Avira System Speedup Pro lo mejor y optimo estaba en 1 minuto y 50 segundos o inclusive más tiempo.

Por lo tanto aquellos usuarios que prefieran que su equipo arranque rápido y este disponible para utilizarlo lo más rápido posible, lo recomendable es deshabilitar el asistente digital Cortana y para hacerlo pueden encontrar el ultimo método en este mismo blog en la pagina Nuevo método de cómo deshabilitar Cortana en Windows 10 para PCs.

Estoy seguro de que aquellos usuarios después de deshabilitar el asistente digital Cortana notaran que su equipo arranca con una velocidad impresionante. De hecho, se recomienda a los usuarios que todos los ajustes anteriores recomendados se hagan en una cuenta con derechos administrativos.

También se recomienda a los usuarios que para el uso diario y normal de su equipo para evitar la mayoría de problemas con el malware es de utilizar una cuenta normal (sin derechos administrativos).

Se reitera que la aplicación de estas recomendaciones son para aquellos usuarios que tienen conocimiento de lo que están haciendo y es a su propio riesgo, pues no tenemos ninguna responsabilidad por lo que pueda suceder a sus equipos. Es preferible que antes de hacer todos los cambios hagan un punto de restauración del sistema y suerte con los mismos.

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: